ALREDEDOR DEL BOLERO XI : AMAR Y VIVIR

Como nos canta este bolero la vida no pasa dos veces, amar y vivir, es una vieja máxima para que nunca el arrepentimiento nos invada en ninguna época de nuestra vida. El bolero gira sobre amor y el desamor  pero en este caso además nos regala una respuesta, una fórmula para llevar adelante la carga amorosa.

Se vive solamente una vez 
hay que aprender a querer y a vivir 

Filosofía básica, elemental pero llena de la realidades simples y descarnadas como al final es la vida misma. Porqué el arrepentimiento es la peor condena  en el amor y  en la vida

No quiero arrepentirme después 
de lo que pudo haber sido y no fue

La autora es Consuelo Velazquez, una mujer bella y enigmática  que sin ser muy prolija  ( no dejo mas de 40 temas) compuso unos de los repertorios más importante de la música popular. Entre ellos “ Bésame Mucho” que compuso sin haber besado y este “ Amar y vivir” que su por su fecha de composición ya destila un recorrido vital sorprendente o una gran intuición. Una mujer siempre adelantada .

La Santa Cecilia es un grupo de reciente creación procedente de Los Ángeles ( USA) de origen mexicano, como nuestra autora, con un mestizaje  acentuado con su alma medio gringa pero capaz de conectar con sus raíces. Así lo demuestra su cantante Marisoul capaz de crear nuestra versión favorita de “ Amar y Vivir” que también da titulo a su primer disco.

Tengo claro la primera vez que escuche este bolero, fue en la voz de Antonio Machín en los casetes que escuchaba mi abuelo . Me quedé con el estribillo e incluso lo utilicé a veces como mantra.

En esa fusión latina/flamenca inmortal que perpetraron Bebo Valdez y Diego “El cigala” además de sus “Lagrimas Negras” sobresalía  la versión de “ Amar y Vivir”

Claro que esta no fue la primera vez que el flamenco se encontró con nuestra canción. Él inefable “Bambino” también la cantaba de esta forma.

 

 

 

 

 

 

 

Para terminar elegimos esta versión de  Maria dolores Pradera y Los Panchos, derrochando  clase y estilo

Que el amar y el vivir le sean dado, que la decisiones se tomen con el corazón con fé y valentía y nunca miren atrás para llorar las quimeras de lo que pudo haber sido y no fue.

La Habana acabando el 2018 y empezando el 2019