Camino a Tombuctu

Un blog de lugares y momentos en el recuerdo

UN LUGAR EN EL MUNDO: SLOPPY JOE´S

 

Cuando viajas a la Habana sabes que tienes dos lugares de obligada visita: La Bodeguita Del Medio y el Floridita. Donde podrás tomar, el espacio es el último ingrediente, el mejor mojito y el más sabroso daiquirí. Pero esta peregrinación se ha convertido en triada desde la reapertura del Sloppy Joes´s.  El local más famoso en la Habana en la década de los 50 ¡ya esta de vuelta ¡y esta es su historia

José Alvear fundador del Sloppy

El español José Albea y Otero llego a Cuba en 1904 donde empezó a trabajar de cantinero durante tres años, posteriormente se marchó a estados Unidos y durante seis años estuvo de barman en florida. A su vuelta a la Habana y animados por amigos americanos decidió iniciar un negocio propio. Compro un viejo almacén esquina calle Zulueta y allí abrió en condiciones en principio precarias (de allí viene el nombre de sloppy que se puede traducir como sucio o descuidado) el negocio funciono muy bien y fue ampliando hasta que su famosa barra de caoba llego a los 18 metro de largo convirtiéndose en la más grande del continente. El bueno de José se cambio el nombre por el de Joe para adaptarlo a su público objetivo y de esta forma empezó la leyenda

todos querían hacerse una foto en sloppy

Ya en los 50 el Sloppy era el negocio más rentable y referencia de todo turista que llegaba a la Habana en dura competencia con el Floridita (la bodeguita es posterior).

Si querías relacionarte con los americanos tenías que ir al Sloppy. No había turista de esta nacionalidad que no pasara a tomarse unos tragos por el local , hay que recordar que los Estados Unidos estaban en la ley seca y el Sloppy era un faro que brillaba en la noche. El director Carlod Redd en su adaptación al cine de “Nuestro Hombre en la Habana” inmortalizó al Sloppy bar en una de sus escenas.

El final del Sloppy es oscuro, dice que se quemó o lo cerraron en la época de los 60 cuando también empezó la especial ley seca cubana.

Pero su nombre ya era mítico y muchos Sloppy se abrieron por el ancho mundo mientras el original desaparecía. Su preciosa barra de caoba se esfumó misteriosamente, la aparición de uno de sus trozos fue lo que animó a Eusebio Leal en la oficina del Historiador de la Ciudad en recuperar este lugar. Después de una larga restauración el Sloppy volvió a abrir en el año 2013.

En el Sloppy no hay una copa de referencia, de hecho, su carta se vanagloriaba de tener más de ochenta cocteles, muchos de ellos inventados en el lugar. Lo que si ha quedado para la historia es el bocadillo Sloppy Joe´s, al parecer el bueno de Alvear para ofrecer un tentempié a su clientela cogía dos trozos de pan y lo rellenaba de ropa vieja ( una forma cubana de preparar la carne).

Este es el origen del famoso sándwich americano, aunque ellos no lo reconozcan, la estrella de los locales Sloppy joe´s que hay por el mundo que tampoco saben que su origen está en la habana. Así es la historia de ingrata

Lo curioso es que en el 2018 se ha iniciado una nueva cadena de comida rápida en España llamada Habana vieja 58 basado en la idea de Alvear de la ropa vieja y el pan. Le deseamos mucha suerte

Y si viajas a la Habana el Sloppy es un buen refugio para descansar del agobio de la Bodeguita y el Floridita y hacer una parada de visita a la Habana Vieja para tomar un buen trago. Apoyar tu coctel en la barra y contemplar su cristalera, si hay suerte y de refilón podrás ver al fantasma de Alvear mover su coctelera para atender a sus clientes.

 

Sloppy Joe´s Bar

Calle Zulueta Nº 252

Entre Animas y Virtudes. La Habana Vieja. Cuba

Frente a la zona posterior del Hotel Sevilla

Teléfono (537)8667157

sloppyjoehabana@habanaguex.cu

ORGANISMO TROPICAL: CRÓNICA CON EL HURACÁN IRMA

La primera vez que vi a Irma, en toda su inmensidad oronda, yo estaba en Varadero y ella, organismo tropical desaforado según un comentarista de la televisión cubana, estaba arrasando Antigua y Barbuda.

Cuba es el país más preparado para este tipo de cataclismo. Todo arranca del año 1966, con la revolución castrista recién estrenada y con un Huracán llamado Flora. Fue una de las mayores tragedias humanitarias del país con más de 2000 muertos. A raíz de esto se elaboraron planes marciales de contingencias que se han ido perfeccionando con la experiencia. De esta forma cada trabajador y ciudadano cubano tiene claro lo que debe de hacer según las fases que comunican el gobierno: informativa, alerta o emergencia ciclónica.

Desde la fase informativa el canal cubano se dedica las 24 horas a repasar las medidas a tomar y a reportar una a una cada región con el responsable militar dando nota del nivel de cumplimiento de las mismas: las zonas a evacuar, donde se concentran las mujeres embarazadas, protección del patrimonio… Todo detalle controlado con una máxima repetida con cada comunicado: que aquí no muera nadie

Volviendo a varadero, un australiano en un incipiente español y con cara de susto me preguntaba si el gobierno español se había puesto en contacto conmigo para evacuarme. Yo tenía la suerte de irme ya para la habana pero la propuesta para él y su familia era un hotel un poco más retirado de la playa en el mismo varadero que es un brazo largo de mar. Le dije que no sabía nada de mi gobierno y que todavía no se sabía a ciencia cierta la trayectoria. Lo cierto que había países como Canadá, que había fletado aviones para recoger a sus turistas.

 

La playa en Varadero era una estampa idílica. Cuesta trabajo pensar en pasar del paraíso en infierno en horas, pero eso es lo que iba a pasar. Lo cierto es que hacia un día perfecto allí mientras Irma tocaba ya Puerto Rico y se dirigía a República Dominicana. Yanaidis, una camarera del hotel, nos comentaba que los trabajadores tenían que pasar el ciclón en el hotel, ella tenía una dispensa especial porque su casa en el pueblo de Varadero estaba pegando al mar y tenía que prepararla junto a su mama. También nos invitó a una ceremonia en la playa para Yemayá, diosa del mar, para alejar lo malo que pudiera ocurrir. Espero e imagino que Yanaidis habrá sido evacuada

 

Irma ya había batido todo los records en su categoría. Tan grande como Francia, con un gran ojo que parecía guillarte desde la pantalla, un grandioso monstruo mitológico, un Kraken destructor. Mientras siguiera en el mar se iba retroalimentando de las aguas cálidas del caribe; hasta que el ojo no tocara tierra no empezaría a debilitarse, pero también seria cuando causaría mayor destrucción. El gran problema era saber cuál sería su ruta. Lo más previsible es que tomara rumbo norte a Florida, pero hasta que no cambiara esa dirección iría tocando las islas del caribe.

El doctor José Rubiera

Si hay una figura mítica en la historia ciclónica en cuba ese el Doctor Rubiera. Este meteorólogo ha acompañado al pueblo cubano en todos los fenómenos de este tipo.  Un huracán sin Rubiera no es lo mismo. Aunque ya jubilado, y en el exterior, Raúl mando traerlo y fue el último avión que entro en la terminal 2 procedente de estados unidos. El pueblo cubano con las explicaciones de Rubiera y su fama de infalible está más tranquilo.

Ya partimos en autobús hacia la habana el día seguía espléndido. Ya la noche anterior no había podido dormir bien con pesadillas de aguas y tsunamis varios, aunque la playa seguía perfecta los preparativos en el hotel, preparando los cristales y recogiendo mobiliario, te producía una aprensión extraña. A la capital llegamos el jueves por la tarde. La previsión si el huracán tocaba la Habana era para el sábado.

El punto de tranquilidad era que la casa donde nos quedábamos daba hacia el interior, cerca del aeropuerto y era recia. Una de los problemas de la zona es que las casas suelen ser precaria por construcción primaria o por falta de mantenimiento. Además, este este tipo de fenómenos afecta sobre todo a la zona de costa, siempre que el ojo no entre hacia el interior, donde el nivel de mar podía crecer hasta 4 metros y las olas llegar ocho o diez metros. Esto es la Habana es trágico, sobretodo en la zona del Malecón, donde las inundaciones por mucho menos son crónicas.

El viernes todavía hacia buen tiempo. Pero en la calle todo era preparativos y búsqueda de aprovisionamiento. Cada uno en su espacio desatoraba bajante, quitaban ramas. En el barrio todo era un corre corre y el boca a boca. ¡oye ¡Ha llegado algo de pan a la bodega, ¡ eh¡ las papas están perdidas, pero acaba de llegar un camión. Esto era literal, una lastra, como dicen ellos, llenas de sacos de papas mojados que se vendía directamente desde el camión y donde era imposible no llenarte de barro.

Provisiones listas

Irma ya había llegado a la mayor de las Antillas: Cuba. Seguía una ruta paralela a la costa cubana, parecía que el ojo no iba a tocar tierra, pero la magnitud del ciclón afectaría a toda la isla.  Cuba es una isla grande de punta a punta suma unos 1400 kilómetros. Todas las previsiones apuntaban que en algún momento giraría para el norte hacia la Florida lo que no estaba claro era cuando.

Para el pueblo cubano hay una relación directa entre los ciclones y el ron. Será por eso de cumplir al mal tiempo buena cara. Lo cierto que quizás la mejor forma de pasar lo que iba a venir era con una buena botella de ron. Claro que esto es un peligro potencial para la vida humana sobretodo sin con el calor del alcohol le dan por cantarle una serenata al ciclón. Ya comentamos que la primordial del plan anticiclones de Cuba es no perder vidas humanas por lo que la venta de alcohol se prohíbe 24 horas antes. De hecho, bajamos esa noche de viernes al vedado para pasar la velada en el Gato Tuerto, pero todos los locales, excepto hoteles, tenían orden de cerrar.

El sábado la Habana ya estaba en emergencia ciclónica. Era momento de estar pegado a la televisión para ver que estaba pasando y saber, cuando una puñetera vez, Irma se iba para Florida, las noticias empezaban a ser alarmantes. Por Baracoa había pasado sin mucha afectación, pero por la costa norte la cosa estaba cambiando. Las noticias de Camagüey, Holguín, Ciego del Ávila, Villa Clara y sobretodo de la zona de los cayos, donde el ojo estaba muy cerca, no eran buenas. La última previsión era que Irma llegaría hasta la zona de matanza, donde esta Varadero, y empezaría a subir. De esta forma a la Habana solo le afectaría como tormenta tropical: vientos y agua, pero aceptable.

Y de pronto todo termino. Se fue la luz. Era sobre la una de la tarde. Como me comentaban era normal que la cortaran ante para evitar electrocuciones. En estas zonas todos los conductos son aéreos si un poster se cae junto a la calle anegadas la cosa puede ser mortal. El viento ya empezaba a soplar con fuerza y al poco tampoco había línea fija telefónica y la móvil iba y venía al ritmo del son. Ya estábamos incomunicado, sin poder saber nada del mundo o de un kilómetro más allá. La única cosa que podía funcionar se llamaba radio funcionaba a pila y nadie en la calle tenía una.

Mi gran sorpresa ante un ciclón es que no tiene aparato eléctrico. Ni relámpagos ni truenos, esto bajo mi punto de vista le quita ferocidad e enjundia a la cosa, solo aire y agua o su combinación. Una representación de la naturaleza donde los arboles danza un baile frenético y las nubes corren a una velocidad inusitada adivinándose su tendencia circular. Si le preguntas casi todos coinciden que lo peor es el sonido del viento, un habla gutural, antigua y amenazante. A la 8 de la tarde todo estaba oscuro, el viento aullaba e intermitentemente caía una lluvia fuerte. Para la 11 de la noche se esperaba el pico de la tormenta solo quedaba estar en la habitación y esperar.

La noche fue larga y calurosa. El viento arreciaba y volvía, la lluvia caía con fuerza y paraba para volver a empezar al poco. Toda una sinfonía natural marcada por los aguacates que iban cayendo en el patio, aderezado por alguna piña de cemento u otros elementos de la fachada que no se habían protegidos.

El día, domingo, amaneció gris pero calmo. Sin luz, agua o comunicación del exterior. Eso era lo más extraño, desconocer lo que había pasado o pudiera estar pasando, cuando vivimos en una sociedad conectada permanentemente. Era como si de pronto estuviera en una isla abandonada. ¿Qué habría pasado en la Habana? ¿En los cayos? ¿En varadero? El vuelo para España salía hoy, daba por sentado que estaría cancelado, pero tenía que llegarme y solo pude ir en bici taxi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El aeropuerto estaba cerrado. En los paneles aparecían los vuelos cancelados del sábado, había gente con maletas y mochila por los rincones, las oficinas de las compañías aéreas cerradas y una luz mortecina que proyectaba el día y la luces producida por los generadores del aeropuerto. Por lo menos mi compañía tuvo la gentileza de pegar un folio en su ventanilla anunciando la cancelación de mi vuelo.

Ahora solo cabía adaptarse. Sin agua, luz o teléfono el mundo era nuevo. Y todo fue raramente agradable. El tiempo se hizo más humano. Había que acarrear cubos de aguas, cocinar en hornilla improvisada, resolver lo mas mínimo. Mi hijo y la chiquillería del barrio volvieron a las calles y descubrieron juegos olvidados: dominós, ajedrez, pilla pilla … yo me puse a escribir esta crónica. Por la tarde con mi suegro y nuestro vecino musicólogo de pro tuvimos una larga tertulia sobre la música cubana, el filin, la nueva trova y otras revoluciones variadas aderezado, por falta de bebida fría, con ron a palo seco. Sobre la 8 cayó la noche, es decir la oscuridad y a dormir.

Al día siguiente un vecino nos informó que el gobierno desde ayer a la 6 de la tarde había proclamado fase de recuperación. Volví al aeropuerto que parecía despertar de una larga hibernación. Los pasajeros en pena se habían multiplicado y había cola por doquier para intentar resolver. Siguiendo el lema mujeres y niños primero nuestra compañía no había recolocado con Alitalia vía Roma para el día siguiente. Esto suponía una 4 hora de vuelo más tampoco estábamos para exigir.

Ese mismo día, sobre la 5 de la tarde se escuchó un jolgorio por toda la calle. La luz había vuelto. Los niños desaparecieron de la calle para volver a cargar sus Tablet o móviles y los adultos nos enganchamos a la pantalla para descubrir como seguía el mundo. Después nos enteramos que hubo suerte gran parte de la Habana seguía sin luz.

Marte doce con el aeropuerto recién abierto. Colas y mucha confusión. Todavía no se podía comprar cerveza, en la fase de recuperación sigue prohibido el alcohol, y los refrescos se había acabado. El avión por fin salió de Cuba. En vez de la 7:30 salimos a la 10. Ya adivinamos que el vuelo de tránsito a Málaga lo íbamos a perder como así fue. Legamos a Roma ceca de las 14 horas y nos asignaron un nuevo avión a Málaga para la 11 de la noche. A alas dos de la madrugada del 14 por fin llegamos al aeropuerto de Málaga.

En Roma tuvimos tiempo para salir a cenar

Solo cuando volví a España descubrí que lo de la Habana había sido mucho peor de lo que me imaginaba. Los 10 muertos, 7 de ellos en la Habana, será un duro golpe para el gobierno cubano. El gran trabajo de los días previos no puede tapar en su totalidad la falta de vivienda dignas para parte de la población en la vida cotidiana. Cuba tiene una economía frágil y la presente tragedia redundara en mas sufrimiento para el pueblo cubano.  Irma ha dejado mucha destrucción en la zona, ha abierto una nueva/vieja cicatriz en la Habana y muchas personas han perdido lo poco o mucho que tenía para todo ellos y para toda Cuba nuestro deseo de recuperación y un mañana más próspero.

 

 

 

 

EL DIA DE LA BANDERA

La bandera cubana en su laberinto

La bandera cubana en su laberinto

La embajada americana en Cuba es un monolito de cemento entre el Malecón y el Vedado. Hoy 14 de agosto del 2015 , después de 60 años sin ondear, la bandera de los Estados Unidos será de nuevo izada.

Hay un gran cordón de seguridad rodeando la embajada. El malecón ha amanecido cortado y en la calle laterales una multitud curiosa se agolpa bajo un sol de justicia habanera. Los edificios alrededor de la embajada han amanecido engalanados con el estandarte cubano, algunos asistente llevan la bandera cubana y como novedad también ya se ve la americana.

Emocionante ver las dos banderas por las calles de la Habana

Emocionante ver las dos banderas por las calles de la Habana

De la embajada una banda de música toca el Mambo nº5 de Pérez Prado. A saber quien ha realizado la selección musical pero la cosa tiene su ironía. El mambo tiene un secreto que solo dominan un buen cubano, necesita el tumbado, una suerte de quiebro de cadera, para llevar bien el ritmo. Cuba le ha bailado a EEUU el mambo durante más de 50 años. Y aquí están.

En este niño que mira la escena están los sentimientos de Cuba

En este niño que mira la escena están los sentimientos de Cuba

Hoy quedara , por fin , en fase de olvido los días de la guerra fría, los misiles, los intentos de asesinato a Fidel Castro, su enroque institucional, y de mandarse papelitos a través de intermediarios dos países que son vecinos. Eso si flecos van ha quedar para resolver en el futuro empezando por el bloqueo que se cae hasta de la palabra anacrónico.

Hoy las dos banderas copulan de nuevo junta sobre el suelo cubano. Es un día de gestos y buenas palabras.

Muchos consideran la jornada un día histórico. El inicio de un reloj de cuenta atrás. Me encuentro entre ellos. Eso si los periódicos cubanos Granma y juventud Rebelde no lo ponen como primera noticia de portada, no hay que darle gusto al imperio. La noticia “ prime time “ en estos periódicos paralelos en los universal es la misma; la visita de presidente venezolano Maduro a no se que. Después me entero que el motivo ha sido el cumpleaños de Fidel

Gramma 19 septiembre 2015

No ha habido la deferencia de poner altavoces para que el publico exterior se entere bien de lo que ocurre dentro. En la lejanía ahora flotaba la música de “Cerezo rosa” también de Pérez Prado. Tras un silencio se empiezan a escuchar las palabras del secretario de estado Kerry. Este como gesto de cortesía en un español ensayado se le entiende palabra como “ciudadanos” “cambios” “banderas” y ya se tira a la piscina sobre la mitología de los marines, en su idioma nativo , de cuando salieron de cuba dejando hacienda y empresa y enterrando el sueño de establecer la sucursal caribeña de las mafias americanas. Ahora su ideal de pacificación es distinto prometiendo, tras un proceso de normalización de partes, volver esta vez con sus multinacionales que utilizan métodos mas de acorde con los derechos humanos y democráticos que los arcaicos mafioso no tenia en su código de honor. – Bueno exactamente no dijo eso-. Entre mi mal oído para el ingles y esa lejanía cercana poco pude entender por lo cual rellené. Perdonen ustedes la disgregación

La bandera americana ha vuelto

La bandera americana ha vuelto

Por fin en el momento esperado la bandera americana empieza a subir por el mástil de una forma flácida y tímida. Y así continua cuando llega a su punto más alto. “ que le pongan un ventilador “gritan algunos. Pero hay sigue caída y quieta hasta que con generosidad una leve brisa maleconera la hace despegar un poquito como ese gringo que empieza a bailar su primer perreo.

Pocos repararon en la gente tras la barrera

Pocos repararon en la gente tras la barrera

Y después del acto los testigos empiezan ha abandonar la embajada en los coches y autobuses oficiales. Pocos reparan, saludan o se acercan donde están la gente esperando detrás de la barrera de seguridad. Los hombre de negro compartiendo hermandad con la policía cubana vigilan recelosos cualquier acercamiento. Los representantes de la curia saludan tímidamente antes de subirse al coche, un curioso grupo de diplomáticos americanos saludad en la distancia mirando a la muchedumbre y una solitaria figura enchaquetada a la Don Johnson hace un breve paseíllo guardando bien la distancia de seguridad gritando “ Miami os quieres, quiero que lo sepáis” que es recibido con aplausos y abucheos a partes iguales.

Lo que si llegaron fueron los periodista buscando la foto tras la barrera

Lo que si llegaron fueron los periodista buscando la foto tras la barrera

La única ola que llega a la barrera son la de los periodista , ya desatados tras la subida de bandera, se lanza ávidos para captar imágenes y declaraciones del pueblo que observa el espectáculo también encantado de dejarse ver y manifestarse

Para ver mas fotografías desde un medio independiente cubano

A España ni está ni se la espera en esta fiesta privada. Nuestra mediocre política exterior amparada en que debe tomar la iniciativa la comunidad europea no será ni convidado de piedra en todo este proceso, olvidando raíces , intereses y la lógica más torpe. Saliendo del evento caminado hacia el Vedado un periodista micrófono en mano y seguido de una cámara me pregunta en un español a los pato Donald – ¿señor de donde es usted?- me vuelvo con gentileza y le digo – De España vengo – parado en seco su micrófono me suelta un lánguido – ah gracias- y continua buscando una opinión más cualificada. Quizás un venezolano.

EL PERREO Y LAS GARDENIAS

El dos gardenias se haya situado en un caserón años 50 en el reparto habanero de Miramar. Un precioso edificio rodeados de jardines, donde en la parte baja se encuentra el restaurante y en la superior una sala para conciertos y bailes

images-4

Conozco su sala Bolero como otro templo del feelin habanero, esa forma de cantar el bolero desde el sentimiento, desde hace ya bastantes años. Un espacio tipo cabaret donde se dan cita los mejores artista del género de la Habana.  Con una cadencia de uno por noche. Una sala en la semi oscuridad, un escenario íntimo  con una gran barra  precedida por las fotos iluminadas de los  grandes compositores y boleristas cubanos que atrapan al visitante entre dos fuego dispuesto a saborear la noche, el feelin  y un buen daikiri. Aquí cada noche se rinde cumplido homenaje a Isolina Carrillo. el espectáculo siempre empieza con la melodía del su más famosa composición  que da nombre al lugar, la luces se apagan y el presentador antes de  dar paso al artista tiene una palabras de recuerdos para ella. Es una liturgia.

images-3

La noche depende de los artistas y el ambiente. Nada hacia presagiar un naufragio. Hacia tiempo que no venía y no conocía los derroteros de los últimos tiempos. El portero con pajarita a la entrada del jardín anunciaba que el espectáculo en la sala  estaba a punto de empezar enfilando la medianoche. Prometía .

No sabía de la batalla bolero versus reguetón a la me que dirigía

serie_danza_cubana(3)

Todo había cambiado y  la noche no se componía como esperaba.  Empezando  por pedir  el trago de la casa y ser informado de la ruptura  de la máquina de picar hielo y la imposibilidad de hacer un daikiri . El presentador , como siempre, invocó a Isolina y el cantante de turno hizo lo que pudo. Pero ante un público que igual le daba escuchar a Elena bouquet o la última de Enrique Iglesias la suerte esta echada.  Allí todo el mundo solo esperaba el perreo…

La concurrida barra de la sala bolero
La concurrida barra de la sala bolero

La noche se pliega a los deseos del turista recalcitrante y esa juventud cubana que huye de la nada cotidiana. Un publico más interesado en encontrase que en la música y el momento. De esta forma transcurre el espectáculo . El  reguetón, que todo lo puede, empieza a sonar con su ritmo machacón antes de que se enfríe los acordes del último bolero, mientras el artista huye por el lateral……..entonces se abre la veda.

Los empleados de la casa con sus corbatas y pajaritas son como esquimales en la sala de un beduino. Sus ojos contemplaron otros tiempo.  Divertido contemplar sus piruetas para poder retirar las sillas y la mesas del salón rodeados de un bosque de cinturas practicando el perreo.  La fotos de los insignes boleristas contemplan impávidos las escenas incapaces de cerrar los ojos.

imgres-1

Todo cae y cabe en ese delirio habanero. Pliegues de sudor y carne tiene la noche capitalina . Esa almagama de miradas que escrutan la noche, el entalle de los vestidos al son, la torpeza del turista accidental y esos camareros poniendo Habanas libres a ritmo tun,tun,tun.

La cosa va a tanto que lo americano ya han metido en su diccionario una palabra para designarlo en ingles se trata de  “twerk”, (perreo) o twerking (perrear) como se ve no quieren perder lanza y cuando Cuba vuelva a ser suya quieren poder pedir un buen perreo en su lengua. Hasta Hanna Montana va y le hace un twerk al mundo. Pero es cierto en la Habana hoy se perrea en las discoteca, en la casa, en el colegio, en el patio del vecino y  en el de la vecina. Estos cubanos tan innovadores en música y ritmo nos manda esto  para conquistarnos, si me ponga paranoico  pienso en un maquiavélico plan de los Castro para exporta la revolución . Pero no, no puede ser, siempre tuvieron serios problema para conciliar el cimbreo de las nalgas cubanas con la arquitectura rusa.

Isabel muños danza cubana 007

Si ,el perreo esta en la Habana y amenaza el mundo, todavía es pronto para conocer sus efectos secundarios pero el que escribe no tiene problema en reconocer de que si hay que rendirse se rinde uno. Pero yo esa noche andaba detrás de la buena música, del feeling , del bolero y de otra noche habanera. Asi de esta guisa abandone a Isolina Carrillo que posiblemente tenia espasmos desde su tumba.

La cosas han cambiado y muchos en el Dos Gardenias.

Bajando la escalera imperial veo la programación de la sala Bolero para la semana. Me sorprendo al ver  a boleristas como Raquel González y Ela Calvo  actuando  entregada a semejante público . Me pica la curiosidad para venir a verlo pero una noche en el Dos Gardenias actual han sido suficiente. Y en esta ocasión el perreo gano por goleada

Me fuí al gato, a otras puertas, otros boleros y otras historias.

 

A %d blogueros les gusta esto: